martes, 3 de junio de 2014

¿Qué es lo que hace un hombre promedio en un chat?

...¿Y qué es lo que hace un hombre promedio en un chat? Tomando en cuenta que este hombre suele comprometerse más de la cuenta con su trabajo, y que acababa de llegar a su solitaria y fría casa, podríamos decur que este hombre se estaba relajando.
Antes, en su juventud, este hombre practicaba su técnica en la guitarra todos los días, era su vida... era su pasión, y por esto decidió llamarse "ElDeLaGuitarra"
"ElDeLaGuitarra", un hombre atareado, amante de su trabajo, profesor de tomo y lomo, sabía que debía dedicar mucho tiempo a su deber, el enseñar, por lo cual constantemente se encontraba revisando evaluaciones y los trabajos de aquellos dos colegios en que trabajaba, ya que su ex-esposa solía gastarse toda la pensión de su pequeña en licores y salir con su nueva pareja, que era un holgazán. Un holgazán que "ElDeLaGuitarra" conocía muy bien, ya que era el ex de su mejor amiga, amiga y confidente.
Pero él ya no pensaba en su ex-mujer, sino que sólo en su hija, y de tanto pensar en ella dejó de preocuparse de sí mismo. Se volvió un hombre desalineado, no combinaba prendas, olvidaba afeitarse seguido, era un hombre que había perdido el rumbo en cierto grado, tanto que sus amigos lo reconocían solamente por su humor sarcástico.
Ya en el chat, "ElDeLaGuitarra" sólo pensaba en comentar las cosas del día, lanzar un comentario jocoso o algo similar, tomando en cuenta que el humor que tenía era un poco molesto a ratos.
Hablar del frío de la estación fue lo primero que se le ocurrió, lentamente surgieron unos cuantos individuos que hicieron causa común con él y pudieron debatir de la mejor manera que adultos pueden encontrar, el sexo y la cama. "ElDeLaGuitarra" no había salido con una mujer durante ya casi siete meses, situación que lo preocupaba casi al punto de rendirse en el amor.
Uno que otro comentario sarcástico, e incluso hiriente para los mas conservadores surgieron durante la conversación. De cuando en cuando sacaba risas en los otros chateros. A medida que avanzaban las horas se integraron hombres y mujeres, así como otros se iban de la sala. Sólo una mujer permanecía desde el comienzo, su nick era "ChicaPunk".
"ElDeLaGuitarra" creyó que, ya siendo las 00:30 de la madrugada podía conversar con una última persona antes de volver a su trabajo o intentar dormir.
-"Me leíste la mente"- fue lo que respondió "ChicaPunk" al saludo de "ElDeLaGuitarra", y allí comenzaron nuevamente a hablar sobre el frío y sus derivados adultos.
Al rato de conversar, sintieron que podían revelar sus nombres, sus gustos y estilos de vida, sus experiencias amorosas y gustos en el sexo opuesto.
Para "ElDeLaGuitarra" esto ya no era complicado de hablar, sino que sentía que no lograría nada, intentó evadir esto mostrándole un viejo proyecto personal, proyecto en donde ponía sus últimos atisbos de romanticismo que aún permanecían en él, su blog.
"ChicaPunk" sintió una conexión con lo que mostraba sentir "ElDeLaGuitarra", y dudó en mencionarselo en un principio, pero la compenetración que habían alcazado en alrededor de 3 horas de conversación hacían notar que sus esencias parecían gustarse mutuamente.
La atracción entre ellos fue tal que sentían que la noche se detenía frente a ellos.
Prometieron conocerse. Compartir sus labios por un momento y sentir que el tiempo se detiene nuevamente, ahora en sus bocas.
¿Es posible amar a un desconocido?, ¿Realmente desconocemos a todos? O simplemente, quizás, por las casualidades de la vida, ¿Podría existir alguien que te espera rescatar de tu vida?
El hombre, a la mañana siguiente volvió a sostener su guitarra, tocar la primera canción que aprendió, y se equivocó en el mismo acorde de siempre.