lunes, 1 de abril de 2013

An English Girl...

Eres la que habla distinto, la con gustos distintos, de hecho, intentar pronunciar tu seudónimo ya la da carácter a la situación... Mujer de corte europeo, Georgiana, haces que mi mente se desprenda del cuerpo y se intente conectar, sin serlo necesario. No quiero encasillarte mujer del misterio, pero si tuviera que definir nuestro lazo... si tuviera que poner nombre al vínculo que establecemos... tu serías mi compañera, y espero, en ese caso, yo también serlo, ya que nada valdría la pena al momento de decir que nos comprendemos. Agradezco que pienses en mi como un confesor, quizás no soy un confesor de élite, pero si eres cómoda al momento de darme tus ideas, siéntete libre de hacerlo. Ahora, me seduce tu discurso desde las sombras pero no hay nada como la realidad, me encantaría conversar tranquilamente contigo y que los correos y mensajes no fueran los intermediarios de nuestros pensamientos, no quiero llevarme sorpresas tampoco, no quiero pensar que en verdad ambos nos equivocamos... no quiero pensar que lo que me dices ni se acerca a la realidad... no quiero pensar que no quieres que nos conozcamos... quizás algún día o alguna noche podamos compartir una taza de té y que podamos sentir el mismo sabor... el mismo aroma... los mismos colores... A pesar de todo, Georgiana, no quiero hacerme expectativas, quizás no eres la mujer a quien busco... espero no equivocarme... Dulces sueños...

No hay comentarios:

Publicar un comentario