viernes, 27 de abril de 2012

Estrellas...



Como todo, esto parte desde un silencio, de esos incómodos. Era necesario romper el hielo, y como no soy un especialista en eso, una broma fue suficiente. Ella no supo como responder y sólo rió, y fue cuando su risa me amarró, encadenó mis manos y me arrastró hasta una jaula de la cual aún no puedo salir. Dirán que fue muy repentino, pero lo casual es lo que me gusta, pero esta vez me encantó. Comencé a conocerla un poco más, la conversación se volvió pan de cada día y cada minuto que pasaba comenzaba a sentir que volvían a correr sentimientos por mis venas, esos sentimientos que te incitan a abrazar a alguien, oler su cabello y cerrar los ojos como si supieras que todo se quedaría así por siempre... pero al contrario, cuando supe que había alguien que le quitaba el sueño, el flujo de emociones se detuvo y mi corazón volvía a congelarse. -¿Por qué?- fue mi primera pregunta, mi segunda y mi tercera. Me pregunté por qué siempre me gustan las que ya tienen a alguien en su corazón, siempre ha sido mi gran error, pero esta vez quiero que no sera un error, creo que mi concepto de amor ya ha madurado un poco más y creo poder decir que me he enamorado de verdad, porque ya no lo veo de la manera burda y simple que lo ven los jóvenes de 14 o 15 años, como un rato agradable, sino que la quiero como compañera, quiero sentir su calor (o frío) al lado mío en una noche estrellada, en donde aunque existan muchas nubes en el cielo, siempre habrá al menos una, ella... la verdad es que nunca me había sentido tan seguro... a pesar de todo, aunque ella ni siquiera sepa que la amo, estaría muy feliz de que ella estuviera feliz... felicidad, ¿tan difícil es conseguirla?, pero al fin y al cabo, sé que algún día serás una estrella en el cielo... pero por qué no puedes serlo en mi cielo...

viernes, 13 de abril de 2012

Mi sueño loco


Un profesor me dijo una vez que escribiera mis sueños mas locos en un lugar donde nadie los viera… escribí en mi cuaderno no mas de cinco líneas… y el profesor dijo que escribía poco… luego pensé que debía tomarmelo más en serio quizás, por eso lo escribiré acá.
Bueno, no sé si es mucho pedir, pero, además del cliché clásico del ser feliz, me gustaría porder viajar, pero no a cualquier lugar… me gustaría ir a Bélgica, o Francia, y permanecer ahí durante un invierno, pasar frío, pero acompañado, con esa única persona que te brindaría su calor como ninguna otra, y poder tomar una taza de té en su compañia, para luego de eso, escribir una novela romántica y componer música con mi guitarra… y en la noche poder escuchar a Drexler, con un brazo rodeando al cuello de ella, tomando un café en esas tazas que tienen los signos zodiacales estampados…
                   …aunque si fueran muchas cosas, eliminaría los viajes…

martes, 3 de abril de 2012

Debe ser pronto...

No es muy simple de explicar, de hecho no sé como hacerlo, es muy difícil expresarlo, y, la verdad de todo es que no se lo recomiendo a nadie. Me siento sumergido en un agujero, oscuro, profundo, del cual no tengo la menor idea de como salir, inmerso en esas tinieblas que no te permiten ver, sólo sentir... eso fue lo que me hizo pensar en muchas cosas, desde lo que amo hasta lo que odio, pasando por toda la gamma intermeda de sentimientos encontrados, esos sentimientos, aún sin forma, que no vislumbran sombra alguna, esos que están en latencia...Pero, por otro lado, están los definidos totalmente, con una sutileza digna de un artista de la época del romanticismo... y hablando de romanticismo, creo que por eso caí en este agujero... siempre es culpa del amor y sus derivados... no hay mal que por amor no venga, y esto me tiene mal, muy mal... me hace sentir pequeño... pequeño en un universo de incertidumbre, en la cual no se lo que sientes...pero para saberlo, debo arriesgarme, y tengo dos posibilidades de respuesta, en las cuales, hay una que simplemente me cortaría el último cordón de cristal que me tiene inmerso en este estado, y sucumbiría bajo los poderes del odio y la miseria,y la otra tiene la escalera que me llevaría al cielo, la que me haria ver la luz... pero tengo que tener cuidado, ya que puedo quedar ciego.